martes, 3 de diciembre de 2013

Say you don't love me OST

No estoy plenamente satisfecha con el final pero bueno... He ido perdiendo esencia en los últimos capítulos, pero espero que os guste y espero mejorar en la siguiente história. Y bueno, aquí os dejo la track list con la que trabajaba jejejej Son las canciones que me han inspirado cada capítulo de la história ^__^
Espero que os gustan las que no las hayáis escuchado!
Un kiss y hasta la próxima historia! <3


1- Hello

INMORTALS: Capítulo 1

Aquí el primer capítulo de mi nueva historia *--* Espero que lo disfrutéis! Cuando tenga todas las imágenes haré la ficha de personajes. Con Say you don't love me solo la hice en facebook, pero esta la pondré aquí jajaja






Capítulo 1
Londres, año 1666
Las llamas se extendías con gran rapidez por las casas de Pudding Lane arrasando con todo a su paso. La joven corría sorteando los escombros y la gente histérica intentando no perder de vista al encapuchado al que perseguía. Tropezó con el vestido y cayó de bruces al suelo. Era demasiado pesado para una persecución así que decidió quitarse un par de capas y arrancar parte de la falda interior. No le resultaba agradable enseñar sus pantorrillas, pero era de vida o muerte y no estaba para ser quisquillosa. Mientras

INMORTALS: Preludio

Se suponía que iba a esperar a terminar la portada, pero soy así de impaciente jajaja Espero que os guste mucho y comentad ^^ En cuanto tenga la portada terminada a añadiré :)
¡A disfrutar!
*EDITADO* Bueno aquí tengo la portada ya XD No me ha quedado muy creíble pero he hecho lo que he podido u___u A ver si os gusta!





Preludio
El viento amenazaba con hacer añicos la cristalera de la torre. La lluvia torrencial impedía ver el exterior. Un rayo se estrelló en el árbol cercano al lago. La muchacha se retiró de la ventana, se arremangó el pesado vestido y respiró hondo cerrando los ojos. Contó los segundos que faltaban para el tremendo estruendo del trueno y se precipitó por la ventana, saltando al vacío sin ayuda ni protección alguna. Todo su cuerpo acabó destrozado al colisionar contra la dura grava del camino principal. Su hermoso rostro pálido quedó destrozado e irreconocible, al menos parte de él. La sangre de mezclaba con las gotas de lluvia y se filtraba por los huecos del suelo. Uno de los cocheros apareció en ese momento con provisiones para la tormenta

domingo, 20 de octubre de 2013

DON'T GO

NOTA DEL AUTOR
*Jieun es de 1993 y mide 1'72m
*Chanyeol es de 1992 y mide 1'86m
*Sehun es de 1994 y mide 1'84
*Kris es de 1990 y mide 1'90m
*Kyungsoo es de 1993 y mide 1'73m
* Para mí los cerezos en flor simbolizan la esperanza, por eso he escogido esa foto para el fondo de la cabecera.
*Abajo del todo se encuentra la OST por si os apetece escucharla mientras disfrutáis de la lectura.


DON’T GO


GR8U ♥ Saranghae


GR8U ♥ Saranghae

Sunhee recogió su dorado cabello en una coleta de caballo dejando suelto su flequillo y algunos mechones rebeldes. Le dejó una nota a su hermano Wonsik diciéndole que se iba a estudiar a casa de Sanghyuk. En la puerta de su compañero de clase encontró pegada una nota con su nombre. Reconoció al instante la caligrafía de Hakyeon, su amor imposible y mejor amigo de su hermano.

7 VIDAS TIENE UN GATO.
FUENTE DE LOS DESEOS.
YUNI.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Capitulo 17: 1000 years, always by your side FINAL


Capitulo 17: 1000 years, always by your side

Se sentó en el sillón lanzando el libro de Minho al suelo y me miró.
-¿Y bien? ¿Para qué querías que viniera?
-Tenemos que hablar.
-Estás colada por Taemin y nos odias a los demás. ¡Admítelo!- espetó Key de repente.
Todos, incluida Rin Hae le miramos sorprendidos. Jonghyun se levantó y le acompañó al piso de arriba para que se calmase, sin embargo él seguía gritando lo mismo.

Capitulo 16: One




Capitulo 16: One

-¿Entonces te apuntas?
-¿Qué?- pregunté distraída.
Últimamente necesitaba que me repitieran las cosas varias veces. Pareces un zombie, me decían mis compañeras de clase. Apenas salía de casa y si lo hacía era para ir al supermercado. Los primeros días, Taemin solía llamarme al menos veinte veces al día. Luego apenas cinco. Y ahora, después de casi dos meses, no recibía señales de vida.
-Deberías contestarle- sugería Woosung, que volvía a tratarme como antes- Deberías permitirle que se explique aunque a mí no me haga la menor gracia.

Capitulo 15: Romantic




Capitulo 15: Romantic

Taemin apartó a la chica de él enseguida y se apartó de ella confundido, pero con una sonrisa en la cara.
-¿Qué haces aquí, Rin Hae?
Rin Hae… Creo que no nos vamos a llevar muy bien…
-Estaba cerca y he querido pasar a saludar y a felicitaros el año nuevo- paseó la mirada por la habitación y se quedó mirando a Kai con repugnancia- ¿Y tú?- dijo arrastrando las palabras- ¿Qué haces tú aquí?
-¿Qué te importa, saco de huesos?
-Cierra la boca, gusano viscoso.

Capitulo 14: Get It


Capitulo 14: Get It

Cuando llegamos a la casa lo primero que hice fue encender la estufa, porque aquello era un congelador. Cogí las cosas de Taemin y mientras él sacaba las mantas del armario, yo guardé nuestras cosas. Me quité la bufanda y los guantes, dejándome el gorro, los dejé sobre la cama y bajé de nuevo. Taemin estaba en la cocina preparando algo para cenar.
-Yo no tengo mucha hambre. No me apetece cenar.
-¿Te apetece aunque sea un poco de sopa? Para entrar en calor.

Capitulo 13: Lucifer




Capitulo 13: Lucifer

El gran día había llegado. Estaba más nerviosa que en un examen de la Universidad. Miré a mi derecha y vi que Taemin ya se había levantado de la cama así que decidí levantarme también. Me puse la chaqueta y sin siquiera peinarme bajé a la cocina a comer algo. En el salón estaba Key con su maleta ultimando detalles para irse.
-Buenos días. ¿Ya te vas?
-Sí. No se tarda mucho en llegar a mi casa, pero ya que voy a ir prefiero pasar todo el tiempo posible con ellos.
Asentí, le di un abrazo y le deseé feliz año nuevo. Por la cocina asomó la cabeza de Taemin y la de

Capitulo 12: Señorita




Capitulo 12: Señorita

Las piernas me temblaban cual flan y mis pulsaciones cada vez aumentaban más el ritmo. Todavía no me creía lo que acababa de escuchar. Soy tu hermana, boba. Estoy en Seúl. He venido a buscarte, me repetía una y otra vez. Por una parte me alegraba porque mi hermana era tan importante en mi vida como Taemin y Woosung, pero… No quiero volver a casa.
-Estoy en el aeropuerto y no conozco nada de lo que hay aquí ni entiendo los letreros, así que tendrás que venir a buscarme.
Yo seguía sin emitir sonido.

Capitulo 11: To Your Heart




Capitulo 11: To Your Heart

Mañana… Mañana… Mañana…, me repetía una y otra vez. Estaba en el coche de camino a casa con mi padre. Ya tenía todas las cosas preparadas y habíamos ido a comprar la comida para cenar esa noche. El ambiente por alguna extraña razón estaba algo tenso. Últimamente cada fin de semana mi padre y yo acabábamos peleados. Yo le miraba de reojo y se le notaba molesto por algo. Sin más rodeos decidí preguntarle.
-¿Qué es lo que te pasa ahora? ¿He hecho otra vez algo que no te guste?
-¿Te atreves a preguntarme qué me pasa? ¿No lo sabes bien?- le miré molesta porque era la misma

Capitulo 10: Up & Down




 Capitulo 10: Up & Down

-¿Lo llevas todo? ¿Tu móvil, el dinero, toda la ropa, comida…?
Mi madre preguntaba sin parar. Nos íbamos ya al piso de la ciudad porque al día siguiente comenzábamos las clases. Yo asentía una y otra vez.
-Sabes que te pregunto porque luego siempre se os olvida algo.
Me subí al coche con Woosung y mi hermana después de despedirnos de nuestras familias y nos dirigimos a nuestra nueva casa. Mi hermana era la que conducía que se había sacado el carnet, por fin, mientras no estábamos. Cogí uno de los CD que tenía guardados en la mochila y lo puse. Un variado de k-pop. Nos pasamos todo el camino cantando a pleno pulmón sin poder evitarlo. Aunque mi hermana se

Capitulo 9: A-YO




Capitulo 9: A-YO

La luz del sol entraba por la ventana. No cerré la ventana anoche… Me incorporé y miré el reloj. Era bastante tarde. Miré a mí alrededor, pero Hye Hoon no estaba. Decidí levantarme y bajar a la cocina. Escuché voces en el salón. Era ella y estaba con Key. Escuché mi nombre así que decidí prestar atención a lo que decían.
-… tarde o temprano. Lo sabes.- Key le estaba diciendo algo, pero no alcancé a escucharlo.
-Ya lo sé, Key, pero no quiero admitirlo. Me niego. Sé que será difícil, pero intentarlo no mata a nadie.
-Puede que te haga daño a ti.
Hubo un pequeño silencio en el que me pareció escucharla llorar. Sentí el impulso de salir y abrazarla,

Capitulo 8: Honesty




Capitulo 8: Honesty

Me separé lentamente de él y cuando miré a mí alrededor me di cuenta de que nos estaban mirando sorprendidos. Bajé la mirada avergonzada y sin previo aviso Taemin me agarró de la muñeca y me arrastró hasta la calle, con las miradas de asombro de todos siguiéndonos hasta desaparecer por la puerta trasera. Tiró de mí sin hacerme daño hasta un hueco entre dos casas lo suficientemente grande para que pudiéramos entrar los dos, algo apretados, y lo suficientemente pequeño para que nadie nos molestase. Me miró tan serio que comencé a asustarme. Hice ademán de hablar, pero me tapó la boca con la mano.
-Solo quiero preguntarte una cosa… Y quiero que seas sincera…- su tono parecía suplicante. Asentí

Capitulo 7: In My Room




Capitulo 7: In My Room

Cuando terminó de cambiarse bajó para despedirse como Woosung. Se le notaba nerviosa, pero nadie dijo nada. Nos dio un abrazo a cada uno y salieron por la puerta. Todos volvimos a hacer vida normal. Unos escuchando música, otros jugando a la consola, otros viendo la tele. Yo me subí a la habitación para prepararme el discurso. Sabía que Jonghyun me interrogaría esa noche antes de dormir.

Capitulo 6: Keeping Love Again


Capitulo 6: Keeping Love Again

Me desperté sobresaltada, tapándome la boca para no gritar. Parecía que no había despertado a nadie las lágrimas comenzaron a brotar. Escondí la cara entre las rodillas para no hacer ruido e intenté dejar la mente en blanco y tranquilizarme. En ese momento se abrió la puerta corredera y entró Woosung. Se sentó a mi lado y sin decir nada me abrazó. Me costó reaccionar pero enseguida le devolví el abrazo y enterré el rostro en su pecho. Ninguno de los dos quiso romper el silencio hasta que me calmé.
-¿Quieres venir a mi habitación?- me preguntó apartando el pelo de mi cara. Al principio me negué y le

lunes, 4 de febrero de 2013

Capítulo 5: Sherlock


Capitulo 5: Sherlock
3 meses después

Era día 18 de junio. Ya habíamos acabado los exámenes y yo tenía mi titulación de bachillerato y la media de la prueba PAU. Al final todo había salido bien gracias a las clases de repaso de Woosung que como siempre me está sacando las castañas del fuego. Estaba terminando de hacer mi maleta, porque ese verano me iba con él a corea a casa de su abuela. Sus padres tenían que quedarse en España por que tenían que trabajar, pero Narae también venía con nosotros. Estaba tan emocionada que me costaba dormir. Suerte que me lo dijo después de los exámenes para no distraerme. Ya me lo preguntó antes y yo incluso se lo dije a Taemin, pero mi madre se opuso rotundamente y no había manera de hacerle cambiar de opinión. Estuvimos al menos una semana sin hablarnos. Pero justo después de hacer nuestro último examen de selectivo, Woosung me dijo que esa tarde mismo comenzara a pensar qué era lo que quería llevarme al viaje. A mí me pilló desprevenida y le pregunté a qué se refería. Me lo contó todo y lo primero que hice antes de ilusionarme y volverme loca fue llamar a mi madre para pedirle disculpas porque ella sí que me dejaba ir, pero quería que fuese una sorpresa.
Y aquí estoy ahora. A un paso de cumplir mi sueño. El avión salía en dos horas, pero nosotros ya estábamos en el aeropuerto. Yo le había dado muchas prisas porque estaba nerviosa. En ese momento, ya más relajada, estábamos en una cafetería desayunando. Eran las ocho de la mañana. Woosung decía que llegaríamos sobre las diez y algo a Seúl. En el aeropuerto nos estaría esperando su tío que nos llevaría a casa de sus abuelos, ya que ellos no podían conducir a sus edades.
-¿Quieres más galletas, Narae?- la pequeña asintió y su hermano se levantó a por otro paquetito de galletas. Parece mentira cómo crecen. Hace nada era una niñita y ahora es casi tan alta como mi madre. Aunque yo todavía le sacaba dos cabezas.
Sonreí recordando mi infancia, lo traviesa que era. Me escabullía por cualquier parte. Pero siempre acababa dando la cara. Terminé de beberme el café y cuando Narae se bebió su leche fuimos las dos juntas al baño. Volví a hacerle la trenza porque se la había destrozado de dormir en el coche. Al salir nos dijo Woosung que ya estaban llamando para embarcar. Cogimos las maletas y nos dirigimos al avión. En ese momento la niña pequeña parecía más yo que Narae.

El viaje fue tranquilo y sin muchas turbulencias. En la salida del aeropuerto había un señor, bastante joven a mi parecer, que se parecía mucho a Woosung, aunque con algunas arrugas. Era su tío. Subimos a su coche y nos llevó hasta la vieja casa de los abuelos. Estaba a las afueras. Era tradicional, con jardín y rodeada de un muro. Tenían flores de todas clases y el aroma era realmente agradable. Woosung me llevó a la habitación donde dormiría yo y me ayudó a guardar toda la ropa en la cómoda. Luego fuimos a la suya y le ayudé a guardar sus cosas. Narae no dejó que nadie tocara sus cosas. Era muy quisquillosa con eso. Solo ella puede tocar lo que es suyo.
-¿Quieres que te enseñe un poco el barrio?- me preguntó Woosung mientras cogía las llaves de la moto y la cartera.
-¡Sí! Estoy muy contenta de haber venido. Además puedo practicar mejor el idioma.
-¿Me estás diciendo que yo hablo mal mi propio idioma?
-En absoluto. Estoy diciendo que aquí me veré obligada a hablar en coreano. Contigo puedo cambiar de idioma cuando me atasque.- siguió mirándome “ofendido”.- Es igual.- comenzó a reírse sin poder aguantar más.
-Sé a lo que te refieres y estoy de acuerdo.- abrió la puerta y me acompañó hasta la moto.- ¡Voy a enseñarle el lugar, abuela! ¡Volveremos en un rato!
Me subí detrás de él y le agarre fuerte de la cintura. Era la primera vez que me subía a una moto porque nunca me habían gustado mucho, aunque era agradable la brisa. Era bastante tarde así que las calles prácticamente estaban vacías. Era un lugar muy agradable, con tiendas de todo tipo y locales de ocio. Cuando ya llevábamos un tiempo paseando por la carretera aparcó la moto en un gran parque lleno de cerezos en flor. Me sonrió y bajamos de la moto.
-Aquí es donde vengo cuando estoy triste. Es un lugar muy tranquilo y precioso.
-Ya lo creo…- me acerqué a uno de los árboles y cogí una de las flores. En ese momento el flash me cegó.- ¿Qué estás haciendo?
-Recuerdos. Para que se los enseñes a tus padres. Sales muy guapa.- me enseñó la foto y la verdad es que me gustaba bastante.- Sales natural. Así es como más hermosa estás.
Le di un codazo y sonreí agradeciéndole el cumplido.
-Es tarde. Deberíamos volver y descansar. Mañana te llevaré al centro para que veas los lugares más importantes, algunos al menos, y luego iremos a la firma de discos de SHINee.
Solo de pensarlo me emocionaba. Iba a volverles a ver. La verdad es que estos meses había trabado amistad con Taemin que hablaba todas las mañanas conmigo, al menos todas las que podía. Porque había veces que tenía que levantarse pronto y no podía esperarse a las doce de la noche para hablar conmigo. Era como un sueño hecho realidad. La verdad es que era muy agradable hablar con él. Era muy divertido y se preocupaba constantemente por los demás. El tiempo que pasé con el tratamiento estuvo muy atento a mis progresos y cada día me preguntaba si me dolía o no. Me sentí realmente feliz.
La alarma sonó a las 9:30 a.m. Me levanté medio sonámbula y fui al baño a despejarme un poco. Me hice un moño mal hecho y bajé a desayunar. Ya estaban todos menos Narae en la mesa. La abuela de Woosung me preparó unas tostadas, un cuenco de arroz blanco y un vaso de zumo de piña recién exprimido. Nunca había comido tanto para desayunar, pero por no faltar al respeto intenté engullirlo todo. Woosung me miraba de vez en cuando y se reía de mí, porque sabía exactamente lo que yo pensaba. Le lancé una mirada asesina para que volviera a su plato y me dejara comer en paz. Cuando terminé, ayudé a la abuela a limpiar los tazones y volví a mi habitación para vestirme y peinarme. Cuando salí Woosung ya me esperaba en la calle con la moto.
-¿Preparada para un largo día?- asentí mientras me ponía el casco y subía a la moto.- Hoy comeremos en el centro, ¿vale? Nos vendrá mejor para ir después al evento.- hizo ademán de arrancar, pero volvió a girarse y me preguntó-: Supongo que llevarás una cámara de fotos, un bolígrafo y los CD o una libreta.
-¡Pues claro! Arranca ya que tenemos muchas cosas que ver.
-Bueno, bueno, tranquila, que nos queda un mes y medio por delante.
Me agarré a él feliz de que pudiera enseñarme todo ese mundo que yo tanto aprecio. Apoyé la cabeza en su espalda y dejé que la brisa me acariciase mientras disfrutaba de las vistas. En el centro el tráfico era algo caótico y estresante, pero lo soporté bien. Primero me llevó a Insa-dong, donde probé comida tradicional del país y también escuché a un grupo de músicos con sus instrumentos tradicionales. Fue muy hermoso. Y después me llevó al Palacio de Gyeongbokgung. Era enorme y precioso. No pudimos ver nada más porque había demasiado tráfico y yo me entretuve mirando suvenires para mi familia. Para comer entramos en un pequeño restaurante con poca variedad de platos, pero todos ellos tenían una pinta deliciosa y eran baratos, que es lo que yo buscaba. Mientras comíamos repasábamos el itinerario de esta tarde. Cogí los palillos y me metí un trozo de carne en la boca. Mientras masticaba escuchaba a Woosung.
-Dentro de tres horas tenemos que estar ya en la cola, porque aquello se va a llenar de gente de forma bárbara. ¿Has traído el CD y la libreta?- asentí mientras tragaba.- De acuerdo. Si salimos en unos 20 minutos de aquí, llegaremos con tiempo de sobra si el tráfico acompaña.
Cogí la hoja con el horario que habíamos preparado antes de salir y lo miré detenidamente. Ambos nos metimos otro trozo de carne a la boca mientras mirábamos pensativos el itinerario.
-Pienso que deberíamos ir después del evento a algún karaoke. No tengo más ganas de ver monumentos hoy, la verdad. Me apetece divertirme un rato. ¿A ti no?
-Me parece bien. No has ido a un karaoke en tu vida, ¿verdad?- inquirió divertido. Yo le di un codazo alegando que en el pueblo no tenemos y que es lógico que no haya ido a ninguno.- Vale, vale. Ya lo sé, tonta. Sabes que me gusta hacerte rabiar.- me pellizcó la nariz con los palillos y yo le di un puntapié, controlando la fuerza para no hacerle daño.- Eres una bruta a veces.
-Cállate y traga. Quiero llegar a tiempo.- intentaba sonar seria, pero no podía evitar reírme
Bajó la mirada al plato sin dejar de reírse y continuamos comiendo sin hablar. Cuando terminamos cada uno pagó la mitad y volvimos a subirnos a la moto. El tráfico ya no era tan espeso como antes y se podía circular mejor. Llegamos más o menos a la hora que nos habíamos propuesto y aquello ya estaba empezando a llenarse de fans. Nosotros intentamos ir lo más cerca de la mesa que pudimos, aunque había tanta gente ya que era algo difícil. Yo me coloqué en la fila de Taemin y Woosung se puso en la fila de al lado, que era la de Key. Estaba algo nerviosa, pero no tanto como la primera vez. No podía dejar de sonreír. En ese momento los vi salir de detrás de la camioneta que acababa de llegar y saludaron a las fans.

                                                                       ~*~

Hoy era día de firmas. Antes de salir me asomé y estaba todo lleno de fans. El mánager me dio un codazo y me dijo que me pusiera tras Onew, que íbamos a salir ya. Nos colocamos sobre la plataforma y saludamos a todo el mundo.
-¡Hola, somos SHINee!
Tomamos asiento y poco a poco las fans se acercaban. Nos hacíamos fotos, firmábamos CD, DVD, posters, agendas, cualquier cosa que nos pusieran delante. Entablábamos alguna pequeña conversación, pero muy corta porque había mucha gente. Saludé a la siguiente y no pude evitar quedarme paralizado.
-Hola- saludó tímidamente.
Sonreí instintivamente y le di la mano, pero apenas pude decir nada porque Key se tiró encima de mí para darle un abrazo.
-¡Hye Hoon! Pensábamos que no vendrías. No nos avisaste.
El manager le lanzó una mirada asesina y Key volvió a su sitio, para seguir firmando. Sabíamos que no podíamos hablar así que aparte de firmar su CD le pasé una nota que decía que esperara junto al parque que había al lado, que la recogeríamos con la furgoneta para poder hablar tranquilos. Sonrió feliz al leerlo y se fue con un chico que la acompañaba. Todos la saludamos cuando se iba y volvimos a concentrarnos en nuestra faena. De vez en cuando miraba en la dirección que se había ido y la veía parlotear feliz con su amigo y abrazarlo con fuerza.
-Le ha crecido mucho el pelo, ¿verdad?- me dijo Key. Asentí sin apartar la mirada de la hoja donde estaba escribiendo. Quería terminar cuanto antes para poder hablar con ella cara a cara por fin.
Una hora y media después más o menos nos despedimos de todas las fans y volvimos a subir a la furgoneta, pero a una diferente para despistar a las fans. Los asistentes guardaron los micros y desmontaron todo muy rápido como siempre. Cuando ya no quedaba nadie arrancamos la furgoneta y recogimos a Hye Hoon y a su amigo, Woosung creo que se llamaba. El manager le ayudó a cargar su moto y nos dirigimos a la casa.
-No, espera. A la casa no- nos miró dudosa, pero al final habló- ¿Podemos ir al karaoke? Es que… Ya teníamos pensado ir y pues… Me gustaría ir con vosotros- nos pilló algo desprevenidos porque solía ser muy tímida. Estaba seguro de que se estaba muriendo de vergüenza en estos momentos- Si no queréis no pasa nada. Ya iremos nosotros dos solos otro día, no importa.
-¡No!- le corté- A mi me encantaría ir. ¿Qué os parece?- les miré suplicante y  al final todos accedieron.
-Shin hyung- le dijo Onew- Llévanos al karaoke del barrio. Es muy pequeño y no suele ir mucha gente. Allí estaremos bien.
A Hye Hoon se le iluminó el rostro y no hacía más que agradecérnoslo. Yo no paraba de mirarla. Apenas hablé con ella en el coche porque todos queríamos decirle algo. Su amigo parecía bastante nervioso al principio, pero luego se soltó y ya era como si nos conociéramos todos desde pequeños. Al llegar nos pusimos las gafas y las gorras o capuchas y subimos hasta la sala más alta del local. Había alguna canción nuestra, pero Hye Hoon no nos dejó cantar ninguna.
-No es justo, porque tendríais ventaja.
-Entonces cántanosla tú.- le reté, pero ella se sonrojó y me dio un codazo sonriendo nerviosa.
-¡Pero qué dices! Os reiríais de mí.
Jonghyun la abrazó por el cuello y le pellizcó el pómulo.
-¡Es imposible reírse de una voz tan linda!
 En ese momento sentí algo de envidia y celos. Busqué alguna canción divertida para poder cantar todos aunque solo tuviéramos tres micrófonos. Estuvimos un buen rato metidos allí cantando y charlando. Cuando dejó de cantar Hye Hoon se ofreció a comprar algunas bebidas y antes de que Woosung se levantara de su asiento yo ya estaba a su lado para acompañarla y tener un rato solos. Salí tan rápido tras ella que casi nos caemos. Tuve que apoyarme en la pared para no caerme y ella quedó justo frente a mí, mirándome sorprendida.
-¿Estás bien?- me preguntó. Asentí y me enderecé.
-Lo siento. He perdido el equilibrio.
Sentía cómo mi cara se encendía así que intenté ir un poco por delante de ella para que no me viera. Caminamos despacio hasta la cafetería y compramos los refrescos. A la vuelta se paró y me cogió de la camiseta.
-Espera…- dijo sin mirarme a la cara. Parecía nerviosa- Quería agradecerte que seas tan gentil y bueno conmigo, aunque sé que lo haces por lo del accidente.
No sabía qué decirle… Me dejó noqueado. Sonreí y le di con el dedo en la frente.
-Babo. No lo hago por el accidente. Eso ya está en el pasado. Lo hago porque me caes bien y pienso que eres una chica encantadora.
Hye Hoon levantó la mirada, sonrió y se lanzó contra mi pecho. Me abrazó tan fuerte que creía que iba a cortarme la respiración. Correspondí a su abrazo y volvimos con los demás. Estuvimos un rato más hasta que nos terminamos las bebidas. Les ayudamos a bajar la moto de la furgoneta, ya que se negaron a que los acompañáramos porque no querían que recorriéramos tanto camino nosotros que teníamos la agenda muy apretada esos días.
-Espero que nos veamos más antes de que vuelvas a España.
Asintió y nos dio un abrazo a cada uno. Le estreché la mano a Woosung y nos fuimos de camino a casa.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
[Por favor no copiar o modificar el texto sin mi permiso  © Aruba García]



Licencia de Creative Commons
Say you don't love me is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional License.

Capítulo 4: Stranger



Capitulo 4: Stranger

Me desperté sobresaltada y sudando el Amazonas. Encendí la luz y abrí los ojos con miedo. Temblorosa cogí el inhalador de la mesilla de noche, aspiré un par de veces e intenté tranquilizarme. De nuevo me atacaban esas pesadillas. Nos encontrábamos en un campo de concentración. Yo no podía moverme, sólo observar cómo los guardias arrastraban y torturaban a mi familia ante mis ojos. Estos sueños eran la causa de que mi asma empeorase. Mi hermana, acostumbrada a estos ataques entró con un vaso de agua y el tranquilizante para que pudiera volverme a dormir.
 
-Pensaba que ya se había acabado la epidemia nazi en tu cabecita- me dijo sentándose a mi lado en la cama.
 
-Y yo- me incorporé y apoyé la cabeza en la pared.
 
Se quedó un rato conmigo hasta que vio que me había calmado y volvió a su habitación. Dejé la mente en blanco y me volví a dormir, por suerte sin volver a despertarme.
 
Ese sábado iba a pasar el día a casa de Woosung, que me había invitado a ver una película con su hermana. Me puse un chándal negro y una camiseta blanca de manga corta, ya que empezaba a hacer calor, y cogí un bizcocho que había hecho el día anterior con mi madre. Al llegar, la pequeña Narae me abrió la puerta contenta de verme y me llevó de la mano, más bien me arrastró, hasta el salón.
 
-Annyeong- me sobresalté cuando lo escuché al lado de mi oreja. Se burló de mí y se sentó a mi salo del sofá.- ¿Te apetece un zumo de naranja?
 
-Solo si no escupes en él- le hice burla y me giré a ver la tele.
 
Me dio un empujón y se fue a la cocina para volver con tres vasos de zumo recién exprimido. La peli era bastante entretenida, estilo fantástico. Le di un sorbo a mi vaso y sentía su mirada como un puñal. Me giré para mirarle intrigada.
 
-¿Qué es lo que quieres?- se rió y negó con la cabeza.
 
Volví a centrarme en la película, pero no por mucho tiempo porque escuché el pitidito del móvil. ¿Un correo? ¿De quién?, pensé. Le di a abrir y vi que era de me2day. Lo abrí y para mi sorpresa… Era de Taemin. Pegué un pequeño grito al ver su nombre escrito en la pantalla y los dos hermanos me miraron asustados por mi reacción. Yo me reí nerviosa y le di a abrir. No esperaba que me escribiera algo por su cuenta después de responderme al que yo les envié con la foto del hospital. Estaba tan emocionada que me temblaban hasta las manos.
 
Hi~~! ^_^ ¿Qué tal? Ya estarás totalmente recuperada, ¿no? Eso espero. Nosotros estamos tomando un par de días de descanso antes del Comeback Stage del M! Countdown. Supongo que estarás al corriente jejejej ¿Estás estudiando, no? ¿Qué estudias? Solo tengo curiosidad jajajaj
Un saludo. Taemin J
 
Esto era lo más inesperado entre lo inesperado. Me quedé como una boba mirando el mensaje, lo leí y lo releí. Sin prestar atención a Woosung y a Narae le di a contestar y me puse a escribir.
 
Annyeong oppa! ¡Me ha hecho muy feliz recibir tu mensaje! No sé cuando vas a poder leerlo ni sé si vas a contestar, pero no importa ^.^ Sé que estáis muy ocupados con el Comeback. Pues ya estoy totalmente recuperada de la lesión por suerte. En cuanto a tus preguntas, sí, estudio. Acabo en un mes las clases. En septiembre empezaré la Universidad (espero) J Tú te graduaste hace poco, ¿no? Bueno, espero que todo salga bien. Un saludo para todos. Hye Hoon 
 
 
Le di a enviar y enfrenté a mis acompañantes. Ambos me miraron curiosos. Narae comenzó a preguntar quién era ese oppa, si me gustaba, si era mi novio… Woosung se reía de la escena.
 
-Tienes la cara como un tomate y deberías haberte visto mientras escribías.
 
Le di un codazo todavía riéndome y le dije que pusiera otra vez la película. El día se pasó volando sin darme cuenta. Como no hacía más que mirar el móvil por si llegaba algo de SHINee, Woosung me confiscó el teléfono hasta que me fui a casa. Al llegar me fui directa al ordenador, mal vicio, para ver si había llegado algún correo. Nada. Me desilusioné un poco pero tampoco importaba. Están muy ocupados, es normal. Lo apagué y ayudé a mi madre a hacer la cena. Esta noche tocaba… ¡Wow, hervido de patatas y acelgas! Qué novedad. Últimamente cenábamos hervido muy seguido… Pero es sano y está bueno, debo agradecerlo.
 
Después de cenar fui a mi habitación y practiqué un rato con la guitarra. Estaba componiendo una canción, pero no era muy buena. Sólo llevaba un par de años practicando y no la tocaba mucho porque no tenía tiempo. Me faltaba mucha práctica para llegar al nivel de mi profesor. Saqué la partitura y la coloqué en el pequeño caballete que tenía. Era de una pizarra que me regalaron de pequeña pero yo lo utilizaba como atril. Había perdido algo de práctica y me costaba tocar y cantar a la vez. Lo intenté una y otra vez hasta que me salió perfecto. Entonces comencé a añadir las últimas notas y a rectificar algunas cosas de la canción. En un principio iba a ser sólo con la guitarra, pero Woosung me dijo que me ayudaría a poner algunos instrumentos con un programa para que quedase mejor. Lo tenía todo ese chico. No sé cómo no encuentra novia. Cada cosa que le pedía me la daba y me ayudaba en todo lo que podía y más. Sonreí interiormente al acordarme de la primera vez que nos vimos. Él era bastante tímido, igual que yo. Tal vez por eso nos hicimos amigos tan rápido. Pasó un par de semanas solo, nadie hablaba con él, hasta que un día yo tropecé en las escaleras y él me cogió cuando estaba a punto de caer. Mis libros fueron al piso de abajo, pero yo por suerte no caí. Le di las gracias y a partir de ese momento comenzamos a hablar. Yo le enseñe a hablar español y cuando ya habló bien nuestro idioma, creo que teníamos 14 o 15 años, me empezó a enseñar coreano. A veces me gustaría volver a aquella época. Fueron los años más felices de mi vida.

                                                                       ~*~

 Ya estaba todo preparado para el comeback. El álbum ya había sido lanzado al mercado. Yo estaba contestando el mensaje de Hye Hoon mientras esperaba a que Key terminara de hacer la cena. Esa noche estaríamos nosotros dos y Minho solos en la casa. Jonghyun y Onew habían ido a un programa de televisión solos y mañana por la mañana tenían que ir a un evento para una ONG y como era algo lejos se iban a quedan en un hotel cerca del lugar.
-¡Bien! La cena ya está. Taemin, ayúdame a poner los platos y los cubiertos, por favor.
-Sí, Key omma.
Me dio un sartenazo flojo y me puso los platos en las manos para que los colocara. Había hecho pollo de andong y estaba delicioso. Mientras cenábamos hablábamos de lo que íbamos a hacer al día siguiente antes de ir a practicar.
-Podríamos ir a ver alguna película al cine.- sugirió Minho.- He leído que iban a estrenar una muy buena.
-Me parece bien.- a Key todo le parecía bien si lo hacíamos en grupo.
-¡Bien! Me apetece hacer algo fuera de esta casa.
Esa vez me tocaba limpiar a mí. Y no tenía poca faena que se diga. ¿Cómo tres personas podían ensuciar tanto? Cuando acabé de lavar los platos fui a ducharme antes de ver un rato la tele. Minho como siempre estaba leyendo, pero esta vez eran letras de canciones. Le pregunté qué era y me las enseñó. Eran las nuestras que las estaba repasando todas aunque se las sabía de memoria.
-¿Por qué no haces otra cosa más divertida?- le pregunté.
-¿Cómo qué? ¿Molestarte a ti?- empezó a hacerme cosquillas y yo sin querer le di una patada en el estómago.
-¡Perdón! No lo he hecho a propósito. Lo siento mucho.
-No importa. No ha sido culpa tuya.
Se puso la botella de agua fría donde le había pegado y volvió a lo suyo sin poder parar de reírse. A mí me había asustado pero comencé a reírme contagiado.
-De verdad lo siento.
-Que no pasa nada. ¡Pero ten cuidado la próxima vez!- me lanzó uno de los cojines.
Me giré para seguir viendo la TV. Pasaba canales, uno detrás de otro, pero nada me llamaba la atención. Al final decidí apagarla y me fui a la habitación a mirar cosas en el ordenador. En ese momento me conecté a me2day y vi que Hye Hoon acababa de enviar la contestación al mensaje. Le envié uno para que no se fuese y me puse a hablar con ella. Me contó lo que había hecho durante el día y yo le conté lo que habíamos hecho nosotros. Era muy agradable hablar con ella.
-Tengo algo que decirte, Taemin. No sé si podrás, pero igualmente te informo.
Me pilló algo desprevenido, pero le dije que lo soltara igualmente.
-Espero que sea bueno J
- Puede que vaya a Seúl este verano. Los dos meses. Y quería preguntarte cómo teníais la agenda para poder veros y eso. No digo de quedar como si fuéramos amigos. En absoluto. Simplemente quería ir a algún evento, porque sé que estaréis muy ocupados con los conciertos y esas cosas…
Al principio estaba sorprendido y luego sentí cómo la alegría y la felicidad se apoderaban de mí.
-¡Eso es genial! Me gustaría mucho verte. Te avisaré cuando lo sepamos. Un saludo.
-¿En serio? Vaya, muchas gracias. Buenas noches. (Buenos días para mí jajajajaj)
Apagué el ordenador y me tumbé en la cama. Me quedé mirando el techo embobado, sonriendo tontamente. Me caía muy bien esa chica y me hacía feliz poder volver a verla. No sabía si pedirle su número de teléfono, porque es algo muy personal y no creo que quisiera. Creo que deberíamos conocernos más, si ella quiere. Me giré apoyando la cabeza en el brazo y apagué la luz. Mañana sería otro día repleto de emociones.

Al despertarme lo primero que hice fue ir a la cocina para comer algo. Me moría de hambre. No había nadie despierto todavía. Seguramente se acostaron tarde, pensé. Me puse un vaso de leche y cogí un par de tostadas con mermelada. Me senté en el taburete y miré nuestra agenda. Esa noche hacíamos el comeback en el M Countdown. El videoclip había tenido mucho éxito y el álbum se vendía muy bien. Todos estábamos muy contentos. Hye Hoon me había enviado un mensaje felicitándonos por el éxito. Limpié lo que había ensuciado y me empecé a preparar para cuando nos recogiera nuestro manager. Al poco rato se despertó Key y antes de comer nada se preparó las cosas y se arregló. Minho también se había levantado pero él fue directo a la cocina como yo. Metí la ropa para cambiarme en el bolso y me peiné un poco antes de salir.
Ya en el plató nos encontramos con Onew y Jonghyun que acababan de terminar su programa junto con Hongki hyung. Nos reunimos todos en la sala de maquillaje y peluquería y nos prepararon. Nos dirigimos al centro del escenario y nos preparamos para actuar. Las luces se apagaron y comenzó a sonar Sherlock. Yo ya estaba muy concentrado y esperaba que todo saliera bien y fuese un éxito.





----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
[Por favor no copiar o modificar el texto sin mi permiso  © Aruba García]

Licencia de Creative Commons
Say you don't love me is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional License.